SE ME FUE LA MANO / Microrelato

SE ME FUE LA MANO / Microrelato

 

Piro4d / Pixabay

     El señor juez me pidió que hiciera los descargos. Me llamaron, —le dije— para decirme que mi mamá había muerto y que llevara un ataúd. A esa hora tan tarde, sólo encontré un camión y el chofer me hizo subir atrás, donde iba la carga. Pero empezó a llover y por escampar de la lluvia y del viento helado, me metí al cajón. A medio camino, el camión se detiene, suben dos pasajeros que, para aguantar el frío, van tomando aguardiente. Al rato, levanto la tapa del ataúd, asomo una mano y les pido un trago. Uno de los pasajeros suelta la botella, grita, se tira del carro y muere. Al sacar la mano, señor juez, lo que yo quería era ver si ya había dejado de llover.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *